FOTO SOBRE EL ALCOHOL EN EL DEPORTE

FITNESS Y ALCOHOL, MALA COMBINACIÓN

A muchas personas les gusta beber alcohol en su tiempo libre, ya sea una copa de vino cuando sale a cenar, o en un evento, unas copas de salida con los amigos o en fiestas… Pero ¿cuántos de nosotros realmente entendemos el efecto que tiene el alcohol en el cuerpo o cómo afecta al rendimiento en nuestro entrenamiento?

Una copa (y no digamos ya, una borrachera) de fin de semana, puede deshacer rápidamente el trabajo que con tanto esfuerzo has estado realizando en tu entrenamiento y dieta durante la semana. De hecho, esto es una lucha constante para un entrenador personal, porque hay clientes, que aunque cuentan con un entrenamiento personal y plan nutricional, no consiguen los resultados en el tiempo fijado, porque a pesar de que durante la semana cumplen con una alimentación saludable y una adecuada rutina de ejercicio físico, todo lo que avanzan, lo revientan al llegar el fin de semana por excederse con el alcohol. Y es que, hay quien percibe el alcohol como una recompensa por comer bien y hacer ejercicio, pero aquí te explico por qué no es así.

Investigaciones

Investigaciones científicas anteriores han sugerido que el vino tinto puede tener beneficios para la salud ya que contiene antioxidantes (flavonoides), pero en realidad el alcohol tiene un promedio de 7kcal por gramo – que es casi tanto como consumir grasa pura, y esto, sin añadir cualquier mezclador azucarado (por eso pedirte el cubata con una cola-zero no te salvará). Los antioxidantes se pueden encontrar en una multitud de alimentos saludables, y también en el té verde – por lo que hay muchas más opciones de alimentos y bebidas no dañinas para desintoxicar el cuerpo.

Investigaciones más recientes sugieren que si el alcohol se clasificara de la misma manera que las drogas en términos de sus efectos nocivos para la salud, estaría en la misma categoría que las drogas de clase A, por encima del éxtasis. La misma investigación sugiere que el alcohol está entre las 5 drogas más dañinas de las 30 drogas recreativas más populares. De hecho, hay entre 10.000 y 15.000 muertes relacionadas con el alcohol en el Reino Unido, y hasta 37.000 en España cada año (muchas de estas muertes por accidentes de tráfico), así que, ¿qué hace exactamente el alcohol que lo hace tan perjudicial para nuestros cuerpos?

Efectos del alcohol

Efectos del alcohol en el organismo negativos:

  • Azúcares no deseados/calorías vacías.
  • Deshidratación – un efecto del alcohol en el cerebro puede causar daño permanente.
  • Entorpece el sueño de buena calidad – interrumpe las hormonas de crecimiento que son vitales para el crecimiento y la reparación muscular.
  • Otro efecto del alcohol en el cuerpo es que crea inflamación.
  • Induce altibajos de energía.
  • Beber afecta a la capacidad de tu cuerpo para absorber los nutrientes esenciales, y también puede alterar tu equilibrio hormonal.
  • Depresor.
  • Pone al hígado y a los riñones bajo tensión.
  • Puede aumentar la presión arterial.
  • Un efecto del alcohol en el sistema nervioso, es que afecta los nervios que controlan la respiración y los latidos del corazón, el consumo frecuente de alcohol puede hacer que estos se detengan.
  • Disminuye el nivel de azúcar en la sangre – con el tiempo esto puede causar convulsiones.
  • Durante un largo período de tiempo puede causar infertilidad
  • Puede contribuir a enfermedades del corazón, cáncer, problemas de salud mental, derrame cerebral y demencia.
  • Ralentiza la quema de grasa/calorías para obtener energía – el cuerpo trata de deshacerse del alcohol lo más rápido posible en lugar de usar las grasas almacenadas o los alimentos para obtener energía.

Efectos perjudiciales del alcohol en el rendimiento deportivo:

  • Puede deshidratar las articulaciones, lo que lo hace más susceptible a las lesiones. La hidratación también es necesaria para mantener un buen flujo sanguíneo en el cuerpo, que es la forma en que el oxígeno se bombea a los músculos, por lo que la deshidratación afecta al rendimiento deportivo.
  • Puede ralentizar el tiempo de reacción.
  • Efectos negativos en la función cognitiva y en la coordinación entre la mano y el ojo.
  • Disminución del azúcar en sangre – se produce menos energía a partir del hígado, lo que significa una disminución de la concentración y la velocidad.
  • Beber en exceso puede envenenar las fibras musculares, lo que afecta a la forma en que se adaptan al ejercicio y al tiempo que se tarda en hacerlo.

Conclusiones y recomendaciones

En base a lo visto, y como entrenadora personal, te tengo que decir que lo ideal sería no consumir alcohol nunca, pero si estás convencido de tomar unas cuantas bebidas alcohólicas en tu tiempo libre/social, puedes ayudar a reducir el daño al cuerpo no bebiendo con el estómago vacío. Si no comes nada de antemano, estás privando a tu cuerpo de nutrientes esenciales y es más probable que te atiborres de chatarra al final de la noche. También asegúrate de mantener el cuerpo hidratado, bebe agua antes de dormir para ayudar a la descomposición del alcohol y para ayudar al cuerpo a mantener sus funciones esenciales (igual te ahorras alguna resaca), y vuelve a beber nada más despertar.

 

¿Me haces un favor? Si te gusta ¡Compártelo en tus redes! Ayúdame a llegar a más personas compartiéndolo con tus amigos para que pueda ayudar a esas personas que lo necesitan. ¡Muchas gracias!

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on pinterest
Pinterest