tipos de carbohidratos saludables

Todo lo que necesitas saber sobre los carbohidratos

La principal fuente para darnos energía a nuestro cuerpo son los carbohidratos o los hidratos de carbono, estos carbohidratos son la suma de hidratos de carbono complejos y azucares. Lo que nuestro cuerpo se encarga es inmediatamente al ingerir carbohidratos tiene dos maneras de actuación, como almacenamiento como glucógeno o usarlo como energía para llevar a cabo una acción. Cuando nos excedemos en la cantidad de hidratos seguramente se convertirá en grasa.

Química de los carbohidratos

La composición de los carbohidratos es la siguiente Cn(H20)n, es un conjunto de elementos llamados carbono, oxígeno e hidrógeno.
El azúcar más común es la llamada glucosa, usada por nuestro cuerpo y cerebro como suministro de energía para cada día. Este tipo de azúcar simple es llamado monosacárido. Otros ejemplos de monosacáridos: galactosa, ribosa y la gran conocida fructosa. La más conocida es la fructosa por encontrarse en verduras y frutas. Los disacáridos son la unión de dos monosacáridos y son los que recogemos a continuación:

  • Sacarosa (azúcar común de mesa): la unión de moléculas de fructosa y glucosa. La que le echamos al café.
  • Maltosa (el azúcar malta): de la cebada se saca.
  • Lactosa (el azúcar contenido en la leche): es la mezcla de moléculas de galactosa y glucosa. Los intolerantes a la lactosa no se sienten bien con este tipo de azúcar ya que no se digiere completamente bien.

Los azúcares simples al ser solubles en agua tienen facilidad para digerirlos por el cuerpo en moléculas individuales de fructosa y glucosa. Tienen bastante facilidad de absorción mediante el torrente sanguíneo y la pared intestinal.

Las cadenas largas de unidades individuales de azúcar son los llamados carbohidratos complejos.

Los hidratos de carbono complejos:

  • El almidón es la unión de un conjunto de unidades individuales de glucosa en unión. La mayor parte del almidón lo encontramos en semillas, raíces y plantas.  Por ejemplo: El trigo, arroz, maíz, patatas y zanahorias. Al cocinar almidones en agua vemos como salen a relucir el almidón, debido a este tipo de cocción y el tipo de alimento necesitamos enzimas digestivas, las amilasas para separarlos.